lunes, 23 de febrero de 2015

El atletismo de los 'bregadores'


Foto de Pancho Marcos
Con este tipo que aparece en la foto empecé a entrenar hace 15 años, era un chico de familia humilde que prometía mucho en categoría infantil y cadete, el líder de la grupetta que formábamos unos cuantos chavalillos. Todos ellos lo fueron dejando y nos quedamos devorando kilómetros él y yo. No hemos sido los mejore amigos del mundo en todos estos años pero si que hemos estado más o menos cerca durante todos ellos. Y me ha enseñado, aunque hasta ahora no lo supiera valores como: el sacrificio, el pundonor, la fuerza de voluntad, a darle valor a las cosas que realmente importan, la perseverancia o el amor propio. Es un tipo que se ha hecho a si mismo en todos los ámbitos de la vida, un ejemplo para los demás de como se debe actuar ante la vida y los problemas. Alguien que te muestra que todo problema tiene solución si tu se la quieres buscar.

Además en el deporte es un adalid del atletismo de los 'bregadores', como yo le llamo a aquel en el que el aspecto mental y las ganas por conseguir los objetivos propuestos superan al aspecto físico. Este tipo de atletas es el que más valoro y más admiración profeso (será por que nunca he sido un súper clase). Casos de este tipo los hay a todos los niveles, hasta en la élite, aquellos atletas que por su mentalidad son capaces de no rendirse nunca y de dar el 120% de lo que llevan dentro. Además se suelen caracterizar por que cuando las cosas se ponen más feas, son capaces de levantarse una y otra vez y seguir luchando por sus objetivos, hasta que finalmente los consiguen y muchas veces los superan con creces.

Al chavalillo que prometía mucho le vinieron años aciagos en el mundo del atletismo, no rendía al nivel que se esperaba y las temidas lesiones se lo pusieron todavía más difícil. Pero 15 años después aquí sigue, como no podía ser de otra manera, compaginando su trabajo de maestro con el atletismo de nivel y por fin ha encontrado una prueba que le ha devuelto todo lo que él le ha dedicado a este bello deporte... la maratón. El domingo tuvo su recompensa durante 2 horas 27 minutos y 56 segundos, pero aquel chavalillo de hace 15 años todavía prometía más, a por ello.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es sin duda el mejor.

Anónimo dijo...

Lo que acabas de escribir en el blog, para mí es otro premio a la carrera de ayer, es más, es un bonito regalo que te agradezco. Al final, aunque últimamente nos hayamos distanciado, tú eres el que más tiempo atléticamente hablando has compartido conmigo y tu reconocimiento me enorgullece, es más, te reconozco que me ha llegado y emocionado mucho. Siempre has sido y eres un grande dentro y fuera de las pistas. Siempre te he admirado como atleta, sobretodo como competidor, y ahora cada vez más como escritor, porque pocas personas pueden hablar de atletismo con tanto conocimiento, y lo más importante, con tanto sentimiento como tú. Rubén

Jorge Pérez dijo...

Muy grandes los dos!!! Yo hace 15 años estaba en la otra grupeta de chavales que nos daba por correr, pero he tenido la suerte de veros crecer como atletas y como personas, y ahora de poder compartir equipo e ilusiones juntos. A seguir así máquinas! !

maratonman dijo...

Admirable, realmente admirable, ya no solo por la marca que habla de talento, sino del esfuerzo, sacrificio y trabajo que hay detras de esa marca.Lo mismo pienso de ti Guillermo que no seras un profesional pero le dedicas tanta pasion y esfuerzo como los profesionales.
Un abrazo.