lunes, 26 de enero de 2015

Vivir los logros de los demás


El tener un grupo de compañeros atletas muy cohesionado cerca de mi, me ha llevado a lo largo de estos años a vivir los éxitos de mis amigos compañeros casi como si fueran míos. Cuando alguno de ellos logra algo importante para él en el mundo del atletismo me llena de gran manera. Desde hace unos años entreno a algunos atletas, me gusta hacerlo aunque no me considero ni un entrenador a la usanza, ni que haya tenido una vocación clara hacia ello, aunque siempre he sido un apasionado del atletismo. La primera persona que quiso que le entrenara y confió en mi fue mi amigo Aarón. Es una persona y un atleta peculiar pero siempre hemos estado muy unidos aunque tengamos nuestras diferencias. Por su nerviosismo y su nefasta forma de gestionar las competiciones, en los años que lleva practicando el atletismo (sobre una década) no ha logrado resultados acordes con los entrenamientos que realizaba. Y me consta por que lo he vivido en primera persona que ha entrenado mucho y bien.
Al empezar a entrenar conmigo hace 3 temporadas, pensaba que sería capaz de sosegarle y que sus resultados sufrierían una mejora exponencial. Pero durante las dos primeras temporadas no lo logramos, algún resultado decente pero muy alejado de todo lo que se trabajaba en los entrenamientos.

Este año su incursión en el mundo laboral le ha llevado a afrontar las competiciones con una mayor tranquilidad y eso le ha llevado a empezar a lograr resultados que ahora si son acordes con lo que entrena. Hasta llegar en el día de ayer a parar el cronómetro en 1 hora 9 minutos y 15 segundos en la Media Maratón de Getafe. Un resultado que le empieza a hacer justicia. Aunque yo, que le he visto entrenar (y mucho más que nadie) se que puede correr mucho más, pero la casa se empieza desde los cimientos. En su caso se empieza a cumplir aquello que decía yo por el 2012 de "el atletismo te devuelve en segundos o minutos todo lo que le has dado y dedicado" y si perseveras al final se cumple. Es un logro que considero como mío aunque no sea yo el que lo haya logrado.
Yo también estuve en Getafe y crucé la meta dos puestos por detrás de Aarón. En mi caso afrontaba la prueba como vuelta a la distancia de los 21097 metros y como preparación para la media Maratón de León. La idea era hacerlo en progresión para acabar la prueba fuerte, pero una salida demasiado rápida hizo que el ritmo fuera constante (pero cómodo) toda la prueba, pasando el kilómetro 10 en 33:38. Después del Autonómico de Cross Corto de la semana pasada pasé una semana con problemillas musculares y me resentí levemente de mi tendón de aquiles. Por lo que decidí participar con las Nike Pegasus en mis pies. Una zapatilla 'rodadora' que me protegió durante la prueba. Finalmente crucé la meta en 1 hora 11 minutos y 1 segundos después de tirar desde el kilómetro 8 hasta el final del grupo que me acompañaba, y me fui satisfecho con mi vuelta a la distancia. Además otro buen amigo como es Rubén Martínez, con el que empecé a correr hace más de 15 años lograba una buena marca (1:12:25) de cara a la Maratón de Sevilla (a Rubén también le debe muchas cuentas este deporte, algún día se las cobrará estoy seguro).

Ahora mi idea es seguir cuidando mi aquiles a la vez que entreno y volver a hacer otra incursión en la distancia el 15 de febrero en la Media Maratón Corazón de Asturias (Posada de Llanera).

Para acabar agradecer el apoyo de mi club el Atletismo Fisiorama - El Taller de Inglés y de mi patrocinador Cuidados León.

1 comentario:

maratonman dijo...

El alumno supero al maestro,jajaja,que maravilla correr tan rapido, que siga igual de bien el año y a cuidar el tendon.
Un saludo.