martes, 15 de julio de 2014

El Sprint León lanza un SOS desesperado para poder sobrevivir en la próxima temporada

El mejor club de la historia del atletismo leonés precisa de apoyos económicos para la próxima temporada, tras haber perdido gran parte de los apoyos durante este año.

En León salvo los aficionados al atletismo pocos saben que además del Ademar y el Cleba, hay en la ciudad otro equipo en la máxima categoría de su deporte, se trata del Sprint León.  El equipo femenino de atletismo lleva ya dos años instalado en la máxima categoría del atletismo nacional. Comparte liga con los 16 mejores equipos del país en la División de Honor. Y hace escasas semanas sellaba su permanencia sin apuros en Durango y se clasificaba como el 11º mejor equipo femenino de España.

Sin embargo a pocas semanas de acabar la presente temporada que tendrá su ‘culmen’ el próximo 26 y 27 de julio en el Campeonato de España en Alcobendas, el club leonés vuelve a vivir una situación límite de cara a la próxima temporada. Durante esta campaña se ha visto desprovisto de los pocos apoyos que tenía, uno de sus principales patrocinadores; Deportes La Tormenta ha abandonado su apoyo al club y actualmente solo cuenta con la ayuda del Ayuntamiento de León y de los ‘detalles’ por parte de Autobuses Fenar y la Clínica Fisiorama. A nivel institucional la Diputación de León no apoya al atletismo federado y la Junta de Castilla y León les entrega una subvención irrisoria. Este año se plantea incorporar el nombre de un posible patrocinador a la denominación del equipo.

Todo el equipo tras firmar la permanencia en Durango
Una situación que hace peligrar la continuidad de un bloque que ha hecho historia en el deporte leonés, al alcanzar por primera vez la máxima categoría del atletismo nacional. Y que además cuenta en sus filas con atletas que están llamadas a dominar sus respectivas pruebas  en los próximos años. Como es el caso de Blanca Fernández, Clara Llamazares, Ana Vega o Marta Azores.

En algunos momentos llega a sorprender que el club leonés se encuentre en esta situación ya que los apoyos económicos de los que precisa un club de estas características y de un deporte minoritario como el atletismo son mucho menos exigentes que con los que puede llegar a contar un equipo de futbol, baloncesto, balonmano o fútbol sala. Por ello los responsables del club ya han lanzado un grito desesperado de ayuda para intentar que lo que se tardó en lograr muchos no se desmorone en pocos meses. 

No hay comentarios: