domingo, 16 de marzo de 2014

Atletismo nacional

Acabo de llegar de Mérida, allí se ha celebrado el Campeonato de España de Cross en el mismo circo romano. Vuelvo a casa, tras ver mucho atletismo de fondo, intentar ser lo más observador posible, y escuchar mucho. Grandes resultados de los atletas leoneses y de algunos amigos, pero no voy a escribir sobre eso, si queréis consultar los resultados podéis hacerlo pinchando aquí. La 96ª edición de este campeonato se celebraba pocos días después de una gran Operación contra el dopaje, la Operación Jimbo (esperemos que esta vez la cosa no quede en "agua de borrajas").

El implicado de mayor nivel dentro del atletismo es Antonio D. Jiménez Pentinel "Penti". Al salir a la luz esta operación policial y los nombres, se produjo el típico linchamiento del atleta en cuestión como suele ser habitual y del cual he tomado parte en esta y otras ocasiones precedentes. Durante el fin de semana la tónica general en las conversaciones entre atletas, entrenadores y acompañantes ha seguido la misma línea.

"Penti" era un atleta simpático, un atleta que ha gozado de buena relación con la gran mayoría de los puntas de lanza del fondo nacional y que caía simpático entre el gran público y los corredores aficionados por su espontaneidad. Sin embargo en los últimos días, los comentarios más repetidos en redes sociales y demás "mentideros" sobre el tema son algunos como: "...ya se venía venir..." "... era un secreto a voces..." "... a nadie le extraña...".  Esta es la herencia de una época en la que estas "prácticas" eran la tónica general entre la élite nacional. No somos capaces de alejarnos y marginar a los que nos hacen trampas. Y me incluyo por que yo también he actuado de esta forma y lo sigo haciendo inconscientemente en alguna ocasión. Y en el momento que salen estos casos a la luz, decimos que no nos causa sorpresa cuando dos días antes les "movíamos el agua". Comportamiento muy de la sociedad española, por otra parte.

En Mérida he visto atletas que dieron positivo y han vuelto a competir, atletas relacionados con tramas de dopaje y que no fueron sancionados y en todos estos casos pasaban bastante desapercibidos, hasta algunos de ellos eran de los más ovacionados por público y compañeros. Personalmente pienso que el atletismo español cada vez es más limpio pero todavía nos queda mucho por construir. ¿Lo haremos dirigidos por personas que vivieron la época de la vista gorda, la manga ancha y los años dorados?

Nota al pie: Hacía casi 5 años que no escribía sobre este espinoso tema. Pero podéis comprobar que mi opinión no cambiado mucho, aunque ahora creo más en el atletismopor "culpa" de algunas personas. Podéis leer aquella entrada pinchando aquí.

No hay comentarios: