lunes, 4 de marzo de 2013

10 km de La Virgen - Impotencia

 Cuando me pongo un dorsal con intención de competir, que es en el 99% de las veces que lo hago, mi intención es vaciarme y mostrar sobre el asfalto, pista o (en escasas ocasiones) campo mi estado de forma y dejarme todo en carrera. Es mi filosofía y mi forma de concebir el atletismo, entiendo otras concepciones, pero el atletismo que hoy por hoy amo es este. Hoy no he podido hacerlo y por ello me he llevado un gran disgusto. Me calzaba las zapatillas "voladoras" para correr los 10 kilómetros de La Virgen del Camino. Gran ambiente en la localidad aledaña a León, organización que raya a gran altura y muchas caras conocidas. Se da el pistoletazo de salida y mi actitud en carrera es valiente desde el principio. (Acotación) Como muchos de vosotros me seguís a través de otros medios (Facebook y Twitter) os pego lo que publiqué en Facebook escasas horas después de la prueba, para no repetirme y ser pesado: 

Decepción e impotencia. Esa es la descripción de mi carrera de hoy en los 10 km de La Virgen. En el km 6 cuando luchaba con Alberto González por el segundo puesto de la prueba un trallazo en la parte media de la espalda me ha hecho tener que pararme. Y tras unos instantes de duda he retomado la marcha y aunque sin desaparecer el dolor que me atravesaba y se me transmitía al abdominal superior. Al final no he sido capaz de mantener el tercer puesto que ha sido para mi amigo Jorge Blanco Alvarez que tras una semana de duros entrenamientos llegaba con gran fuerza al final de la prueba y que me vuelve a superar en una prueba en ruta. 
Desde estas líneas quiero pedir disculpas a la organización de la prueba, al público y a mis contrincantes por el gesto que he realizado al entrar en meta al arrancarme el dorsal y tirarlo al suelo. Ha sido tan solo un gesto de enfado conmigo mismo y de impotencia al haber mostrado una pésima imagen en carrera delante de mis amigos, familia, entrenador, compañeros... Aún así es algo que no debería haber hecho. 
Sigo con la filosofía de esta temporada de no obsesionarme con los malos resultados. Y sólo disfrutar del deporte que amo. Pero en esta ocasión me voy a permitir la licencia de estar la tarde del domingo un poco enfurruñado por que me ha fastidiado bastante la situación. Y mañana a seguir corriendo para disfrutar. 
Por último dar la enhorabuena a los tres primeros: Kike Fernandez, Alberto González y Jorge. Al equipazo que ha conformado Clínica Fisiorama, aunque no luchemos por la clasificación final de la Copa, hoy nos hemos dejado ver. Y a la organización que ha ofrecido a todos los participantes una carrera excelente. Enhorabuena Correcallejeros - La Virgen Runner's. 
Nos vemos corriendo!!
Explicado lo anterior comentaros que a la carrera de La Virgen llegaba sin descansar ya que no se trataba de una competición objetivo, y tenía claro las limitaciones que ello impondría en mi rendimiento. Sin embargo el enfado viene por no haber podido dar lo que tuviera dentro durante los 10 km.


Como ya ha pasado la tarde y casi la noche del domingo, pasamos página y olvido esta pequeña derrota atlética y vuelvo a disfrutar con lo que más me gusta hacer. Sin embargo antes de cerrar el tema de las carreras sobre asfalto, aunque no me obsesiona, este año no me acabo de encontrar a gusto en las pruebas de asfalto sobre 10 kilómetros. Tengo claro que no es la distancia para la que estamos entrenando, pero otros años tampoco lo preparaba específicamente y los resultados eran algo mejores. Aunque he de decir que mientras cumpla mis objetivos en la pista poco me importa no encontrarme del todo bien en este tipo de pruebas. Así que mañana la vida sigue y yo como todos los días me calzaré mis zapatillas de correr para salir a devorar kilómetros.

2 comentarios:

Darío Collado dijo...

Qué mala pata, a recuperarse y seguir trabajando, los frutos llegarán.
Ánimo.

jose Nogales dijo...

Sabia que algo te había pasado cuando en la segunda vuelta no te ví con Alberto. No te comas el coco y a seguir entrenando. Un saludo.