viernes, 1 de febrero de 2013

Trofeo CAI Ciudad de Zaragoza

Escribo desde un tren camino de Burgos, a través de la interminable meseta castellana. Vuelvo al ritual que hace tres semanas me hizo parar el cronómetro en mejor marca personal en los 3000 m.l. Aquella vez el destino final donde poner nuestros organismos a prueba fue Santander, mañana será Zaragoza. Y estaré acompañado de mis amigos burgaleses, que comparten "director de orquesta" o sea entrenador, conmigo. Durante la temporada de pista están siendo mis sombras, aunque una de ellas vaya siempre por delante. A la que por ahora va por detrás le tengo que agradecer las facilidades que me a dado a la hora de viajar, eso también cuenta cuando se logra un buen resultado. Gracias Rodri.

Dicho esto, mañana nos volvemos a calzar los clavos en la pista cubierta de Zaragoza; llamada cariñosamente el huevo. Es llamada así, ya que su cuerda (al igual que la pista cubierta de Oviedo) tiene 180 metros. Y no los 200 metros habituales en las pistas bajo techo. Los inscritos presentan un gran nivel, lo que me ha hecho caer hasta la serie B, sin embargo alguna baja de última hora me puede hacer entrar en la serie A. Espero que sea así ya que sería ideal para mis intereses ya que en la serie B me encontraría muy sólo.

Por último dar, desde estás líneas, la enhorabuena a los recientes papás, Sara y José. Y desear suerte a aquellos que os enfrentéis al cross en Castrocontrigo.

Actualización: a las 20:55 de hoy viernes ya estoy incluido en la serie A. Ya que ha habido dos bajas de última hora. Ahora solo queda correr todo lo que se pueda.

No hay comentarios: