viernes, 26 de octubre de 2012

Hablamos de estomago

Ayer jueves, tenía un día duro, en cuanto a actividad atlética se refiere. Por la mañana un rodaje suave (que al final no fue tan suave como debiera. Y por la tarde sesión de cambios de ritmo largos, exactamente 4 x 6 minutos. El entrenamiento de la mañana transcurrió satisfactoriamente, sin embargo por la tarde problemas digestivos me impidieron disfrutar completamente del entrenamiento. En este caso fue debido a comer demasiado al medio día. Sin embargo todos tenemos alimentos que nos dificultan en mayor o menor medida nuestras digestiones. En muchos casos mucho tiene que ver el índice glucémico, pero como no soy nutricionista no me enrollaré con este tema y os dejo un enlace interesante sobre el tema. Además en la red hay muchas tablas de alimentos con su IG, como esta.

Mi estómago no es excesivamente sensible a la hora de comer. Sin embargo hay algunos alimentos que me suele costar digerir: la cebolla tanto cruda como cocinada, el pimiento crudo y por supuesto los alimentos mas potentes (fiambres, morcilla, ajo....). Es curioso el caso de un compañero de entrenamiento al que se le indigesta la lechuga. ¿Qué alimentos no os van bien para correr?

Ya he solucionado el tema del club, pero eso lo dejaré para otra entrada, que sino se me agotan los temas.

2 comentarios:

FranChu dijo...

Yo no suelo tener problemas con la digestión de ningún alimento en particular pero sí que, por norma general, no puedo probar bocado desde 3 horas antes de salir a correr (si lo hago sería algo ligero, siempre y cuando el esfuerzo que vaya a realizar después no sea grande). De hecho, cuando salgo a entrenar por la mañana temprano suelo hacerlo en ayunas, porque sino sé que devuelvo el desayuno.

Eduardo Valcarce dijo...

Tampoco suelo tener excesivo problemas digestivos que me afecten corriendo.
Pero lo que si he notado con el paso de los años es que la forma de cocinado si me afecta. Y me explico: cuando estoy tiempo sin visitar a la familia y regreso durante 4-5 días; debe ser la forma de cocinado que me enlentece la digestión; esto me pasa especialmente en invierno, donde si como a las 14.30 aprox y tengo que ir a entrenar a las 17:00 o 17:30 debido a las escasas horas de luz (en el pueblo estoy obligado a entrenar a esa hora porque me quedo a oscuras) noto en los primeros minutos de carrera que no he hecho la digestión e incluso regurjito....en fin. Pero le voy poniendo solución y es beber un par de vasos de agua antes y después de comer.