domingo, 31 de octubre de 2010

¡Somos unos cebados!

Hoy hemos estado en el infierno... puertos de montaña, vendabal, lluvia, frío... todo esto lo hemos vivido en pleno corazón berciano. La carrera Astorga - Ponferrada por relevos ha sido dureza pura y dura. Las condiciones climáticas se lo pusieron difícil a los organizadores de la prueba y a los participantes. Nosotros descubrimos nuestra sorpresa minutos antes de darse la salida en Astorga. Os dejo los documentos gráficos, por que vale más una imagen que mil palabras.
Huyendo de la tormenta
El cazador persiguiendo a la presa a ritmo de 2.45 min/km
Un homo sapiens conquista la Cruz de Ferro
Aunque no se ve el antilope y los leones estaban detrás de la valla de piedras
El cazador tras conseguir una buena presa
En Ponferrada fuimos superados por el equipo asturiano del Piloña (hermanos Capitán, Martin Alvárez, y Juán Carlos García). Rober Alaiz ganó la etapa de Acebo a Molinaseca, Edu fue 2º en la etapa más dura (Rabanal a Acebo) y yo fui 4º en la primera etapa.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿En el Bierzo? Caval que hata l cruz del Ferro es !!!MARAGATERIA¡¡¡
Vaya paliza que os habeis dado, algunos estamos aún con el mono de poder empezar a entrenar.

Saturnino dijo...

Carrera dura pero no exenta de belleza; y esperemos que sigan otras ediciones-
Un saludo.

jose dijo...

enhorabuena a los cuatro por las etapas. Mucho mérito con las condiciones en las que corristeis.
Un saludo.

DANIELO dijo...

Enhorabuena por vuestra gran actuacion. Ademas pusisteis un buen toque de humor.Como siempre un placer competir a vuestro lado.

IMPALA dijo...

Joder, que manera de correr Gargar, Y encima disfrazados!!!
Un placer saludarte, nos vemos en la próxima.

L.A. dijo...

Al final he visto que cazasteis la presa. Una pequeña recompensa al esfuerzo realizado

JAVI VEGA dijo...

Menudos galgos!! Y encima disfrazados!! Enhorabuena.

gargar dijo...

Gracias a todos, nos lo pasamos muy bién y creo que conseguimos lo que nos proponíamos que era dar colorido y buen ambiente a la prueba.

EDUARDO dijo...

Pues sí, retrospectivamente hablando, esta ha sido una de estas carreras que permanecen en la retina.
Especialmente porque formamos un equipo de amigos, convivimos un par de días como amigos, y sufrimos lo que nuestros compañeros sufrían...también como amigos.

Un placer.