jueves, 13 de agosto de 2009

Talento Kiwi

En los pasados JJOO de Pekin, un atleta llamado Nick Willis con equipación negra se alzaba con la medalla de bronce (que posteriormente, debido a la lacra del deporte) se convertiría en plata. ¿Qué pais viste de negro?. Seguramente muchos de vosotros ya lo sabreis se trata de Nueva Zelanda, aunque para un aficionado al atletismo tampoco es sencillo saberlo, ya que atletas de primer nivel de ese país en la actualidad se pueden contar con los dedos de una mano: el mencionado Willis, la campeona olímpica y mundial de lanzamiento de peso Valerie Vili y a un nivel un poco inferior la fondista Kimberley Smith. Willis debe estar lesionado ya que no ha aparecido en todo el verano y tampoco está inscrito en los Mundiales de Berlín.

La medalla olímpica de Willis llegaba al mediofondo y fondo neozelandés, exactamente 16 años de que la maratoniana Lorraine Moller se hiciera con el bronce en las Olimpiadas de Barcelona 92. Pero la época dorada del medio fondo de Nueva Zelanda ya había pasado de aquel entoncés.

Empecemos por la primera gran figura "kiwi", se trata del desaparecido Jack Lovelock,
cuyo mayor logro es su oro olímpico en la prueba de los 1500m.l. en los famosos juegos de Berlín 36. Y fue poseedor del record mundial de la milla, cuando todavía quedaba mas de una década para que se bajara de los 4 minutos en esa mítica prueba. Pero todavia estamos muy lejos de la época dorada del atletismo "kiwi" que tuvo su máximo explendor en las decadas de los 60's y 70's. En la decada de los 60's el famoso entrenador Arthur Lydiard posicionó a Nueva Zelanda como una potencia del medio fondo mundial, con una "cuadra" de atletas excepcional. El mayor exponente de este magnifico grupo de atletas, fue el efímero Peter Snell que se proclamó Campeón Olímpico en los 1500m.l. en Roma 60 y consiguió su mayor logro en las Olimpiadas de Tokyo 64 donde se alzó con el doblete en los 800m.l. y los 1500m.l. proeza que solo pudo igualar 44 años después un "tramposo". Snell también será recordado por su apoteósico record mundial en los 800m.l. con una marca de 1:44'3 (Christchurch), ya que fue conseguido sobre hierba. Esta marca sigue siendo record nacional en la actualidad. En los 1500m.l. el otro neozelandés en liza, John Davies fue 3º, y 2º fue el polaco Josef Odlozil.

Seguimos con los medallistas olímpicos de Lydiard, el 5000m.l. de los Juegos de Roma también fuerón ganados por un atleta neozelandes, Murray Halberg, en dichos JJOO también fue 5º en los 10000m.l. y en los JJOO de Tokio fue 7º en la misma distancia. Tuvo en su poder varios records mundiales pero todos sobre distancias "británicas". Al igual que Snell era un atleta con estudios, provenía de otro deporte (el rugby) y su carrera como atleta fue corta. El último medallista del grupo fue Barry Magee, bronce en Roma en la Maratón. Y completaba la famosa grupeta Bill Baillie que en Tokio 64 fue 5º en los 5000m.l.. Lydiard fue y será recordado por sus métodos de entrenamiento un tanto voluminosos, aún tratandose de mediofondistas, y de su capacidad de mentalización de sus atletas. En los Juegos de Tokio también fue medallista del país de las Antípodas, Marisa Chamberlain, bronce en los 800m.l. (Continuará...)

P.D: como soy un apasionado del atletismo y tengo tanto tiempo libre me he puesto a leer "joyas" del foro más conocido del atletismo español que además de sandeces y otros temas de mal gusto tiene estas cosas, o estas otras.
P.D: perdón por el ladrillo xDDD

2 comentarios:

SONIA dijo...

Interesante la lección de historia... a mí el entusiasmo por este deporte no me llega para tanto, jeje.
Que te recuperes pronto!
Un abrazo!

gargar dijo...

Sonia, es que yo soy un pedazo de "friki" del atletismo... que le vamos hacer!! gracias por los ánimos, aunque a veces me gusta quejarme mas de lo normal, soy de las personas que siempre ven el vaso medio lleno. Me veo corriendo en un mes jejeje.

Saludos