miércoles, 20 de abril de 2016

Querer y creer

Es algo que suelo decirles por lo menos alguna vez a los atletas que entreno. El atletismo es un deporte de querer y de creer. Obviando las capacidades físicas de cada individuo, son éstos dos aspectos los que marcan la diferencia. Por un lado está la predisposición; el querer competir, sufrir, disputar, ganar, levantarse, luchar, pelear, perseverar... Y por otro lado está el creer que la marca soñada es posible, que los rivales no son imbatibles, en el trabajo personal y entregado, en los sueños... en definitiva creer en uno mismo. Hay aspectos externos que el deportista no puede controlar y que afectarían al 'poder'. Únicamente con el creer y el querer no siempre se puede, pero si volvemos al punto de partida y volvemos a creer y a querer tal vez algún día podamos lograr lo soñado.
Recuperando el querer

Actualmente se me han desgastado y deteriorado un poco ambos, el querer y el creer. Con molestias en la zona del pubis y con una incesante sensación de fatiga empiezo a descartar la temporada de pista al aire libre. Soy un apasionado del atletismo y de la carrera a pie, y en mi caso es complicado que no quiera. Siempre quiero correr y competir, es lo que más me gusta. Luego está el creer, que hasta el más optimista siempre se le complica y le asaltan las dudas de sus capacidades. En mi caso multitud de veces he pasado por algún 'bache', pero en ese momento sale al rescate el querer de la pasión y en poco tiempo vuelves a creer. El problema es que el cúmulo de circunstancias actuales y el miedo a que la historia se repita ha dejado muy tocado al querer y entonces todo pierde sentido.

Refrescando el querer y el creer



Soy consciente de que ya no soy aquel estudiante para el que una de sus principales preocupaciones en su día a día era competir lo mejor posible. Por mis venas sigue corriendo sangre extremadamente competitiva, pero cada vez soy más racional y siempre me repito que correr y competir debe sumar a mi vida, y nunca restar. Por ello este es el mejor momento para ser racional, darles un respiro al querer y al creer para que no luchen en balde contra el poder. Recuperarme por completo para volver con la ilusión de un niño pequeño para que todo vuelva a funcionar.

lunes, 21 de marzo de 2016

10 km de Laredo 2016 - No arrancamos

El sábado pasado di inicio al periodo de competiciones que llegará hasta mediados/finales de abril, con la distancia de los 10 kilómetros en ruta y en pista como objetivos en mente. Después de una preparación exhaustiva y de la que estoy bastante contento, en Laredo las cosas no fueron tan bien como esperaba. La climatología no acompañó del todo, pero corriendo en grupo se podían lograr grandes registros, como se puede ver consultando la clasificación. En mi tercera participación en Laredo volví a errar en la estrategia, saliendo demasiado rápido en los 2 primeros kilómetros. Es cierto que no era lo ideal, pero estoy seguro que mi cuerpo no tuvo el mejor de sus días, por que la salida no fue tan excesiva y había tiempo para reconducir la situación. Algo que no fue así y acabé mi tercer 10 km en ruta de la temporada en 31.15. Las sensaciones fueron similares a la Vallecana hace 3 meses, llegaba muy bien, tenía ganas, la mente quería pero el cuerpo dijo que no había más. No voy a decir que estoy contento con el resultado pero si que estoy satisfecho por haberlo luchado hasta el final, sin tirar la toalla, estoy seguro que me aportará en las próximas competiciones.
Primeros kilómetros de la prueba




La lectura en frío después de Laredo no es muy alagüeña, analizando los últimos 4 meses de entrenamiento, la mejoría y la progresión es palpable. Pero la diferencia entre la marca lograda en los 10 kilómetros de Canillejas y la lograda el sábado en Laredo, es de tan solo 10 segundos, con 4 meses de entrenamientos y kilómetros de calidad de por medio. Algo no cuadra, pero este deporte es así, tiene que haber muchos días que el resultado no cuadre por defecto para que lo haga otro puñado de veces por exceso. Tan solo hay que ser paciente y no perder la continuidad de los entrenamientos.
Mano a mano con un crack que me he vuelve a ganar
La próxima intentona de plasmar lo entrenado en forma de resultado será en dos semanas. El día 2 de Abril vuelvo a la pista, con las 25 vueltas, para completar un 10000 metros lisos en Los Corrales de Buelna, en la pista mágica.
Descontento en meta


jueves, 17 de marzo de 2016

Laredo a la vista - 6 meses de continuidad

En dos días me pongo en línea de salida de los 10 kilómetros de Laredo y empieza lo serio en mi temporada atlética. Con el deseo de que este año haya por lo menos dos marcas personales. Después de las últimas series fuertes, el pasado sábado y que me dejaron bastante satisfecho, con un 1000-1500-2000-1500-1000 recuperando 2'30'' y 3' en 2'57; 4'33''; 6'09''; 4'31''; 2'53''.

Sumido ya en la visualización de los objetivos, me he parado a recapacitar y ya son 6 meses de continuidad en cuanto a los entrenamientos se refiere. Ya llevo más semanas entrenando sin parones que la temporada pasada, y por supuesto que la temporada anterior. Y esta es una de las claves para llegar a buen puerto en este deporte. Espero que esta temporada no se me acaben las fuerzas antes de tiempo y por lo menos pueda llegar a mayo/junio para poder 'catar' la pista, pero voy semana a semana.

Como soy un fanático de la estadística y del recuento, me he puesto a sacar los datos de lo que llevo de temporada.


Comparados con los del año pasado, preparando Media Maratón:


Y la recopilación de las últimas semanas:



domingo, 6 de marzo de 2016

Campeonato de España de Cross Corto y sumando

El pasado fin de semana tome parte por novena ocasión en el Campeonato de España de Cross por Clubes, el campeonato nacional de atletismo con mayor participación de entre todos los que se celebran. En esta ocasión se celebró en el Hipódromo de la Zarzuela de Madrid, circuito atractivo para el atleta, pero no así para sus acompañantes y para el público que allí se congregó (parte de él pagando entrada). Para ellos fue muy complicado poder seguir la prueba y alentar a los participantes.

km 2 de la prueba (aprox) - Foto de SportMedia
Por mi parte nos tomamos el cross corto como parte de la preparación para los 10 km de Laredo y los 10000 en pista que vendrán después. A la postre creo que planteé mal la estrategia en carrera, al igual que casi todos mis compañeros de equipo, ya que salimos muy rápido y observando el resultado final, en esta ocasión los atletas que guardaron fuerzas en los primeros compases tuvieron tiempo y espacio en el circuito para progresar. Algo que en la mayoría de los años se torna en algo realmente complicado. De todas formas valoré el resultado como positivo de cara a los próximos objetivos; fui 62º en meta perdiendo muchos puestos en el último kilómetro pero volviéndome a sentir atleta de pista en algunos momentos de la prueba. Por equipos volvimos a calcar la 13ª posición del pasado año que nos dejó satisfechos, pero sabiendo que el año que tengamos el equipo completo seguramente seamos capaces de colarnos en el top 10. Algo que no supone nada más que la honrilla personal pero que siempre hace ilusión.

Equipazo y amigos; Miguel, Alvarito, Aarón y Richi - Foto de Run Online
Y después del nacional aprovechamos la última semana realmente fuerte de las que nos quedan hasta los 10 kilómetros de Laredo. Ya que a día de hoy y con dos únicas semanas por delante empezamos el 'tapering', aunque la próxima semana todavía haya un par de sesiones fuertes. Sigo lidiando con problemas en la zona de la pelvis (pubis, psoas abdominal bajo y abductores) pero he podido cumplir con todas las sesiones de entrenamiento, cuidando un poco la zona y con la ayuda de Héctor en Fisiorama. Por lo que hoy he cerrado la semana con el que creo que es mi entrenamiento favorito a día de hoy; 8 km alternando un kilómetro a ritmo fuerte y un kilómetro a ritmo más suave. Haciéndolo en la pista para que no haya trampa, ni cartón y con los siguientes tiempos: 3.03; 3.24; 3.04; 3.31; 3.04; 3.32; 3.04; 3.23, para acabar en 26'08''.

Tengo ganas de competir en Laredo pero sobre todo en volver a la pista con esas 25 vueltas.

sábado, 20 de febrero de 2016

Centrado y con poco tiempo

Voy hacía los dos meses sin escribir nada en esta ventana que mantengo desde hace 5 o 6 años. Con momentos en los que lo he actualizado más a menudo y otros en los que lo he dejado casi morir. En este inicio de año 2016, le he dado un poco la espalda, desde hace tiempo es más fácil y rápido ‘soltaros la chapa’ a través de facebook o instagram que vía blog. Pero el punto positivo que tiene el blog y por eso lo mantengo, es que me hace las veces de diario, y puedo echar la vista atrás cada cierto tiempo.

Tras las San Silvestres, nos sentamos a la mesa Raúl Lazo y servidor para plantear lo que restaba de temporada (todavía mucha). Y tras varias alternativas decidimos levantar el pie las dos primeras semanas del año para preparar con las máximas garantías el 10 km en ruta y el 10000 metros en pista, a finales de marzo y durante el mes de abril. Con la idea de mejorar marca en la ruta y acercarnos a los 30 minutos en la pista. Una vez pasadas estas competiciones, intentaremos alargar la temporada lo máximo posible para volver al 5000 en pista. Pero por mis circunstancias, eso nos queda todavía algo lejos, y habrá que ver si el cuerpo responde después de los 10000.

Mientras tanto, en estas últimas semanas he pasado un período con bastante volumen de entrenamiento, combinado con los dos autonómicos de campo a través (corto y largo). Ambos han sido parte de la preparación hacía el objetivo de marzo-abril. En el caso del cross largo, volvía a competir en un cross largo federado después de 5 o 6 años, y el resultado fue muy positivo, corriendo 10 km a 3.13min/km en un día duro, de viento y saliendo fuerte desde el principio. Es una disciplina en la que casi nunca he rendido bien, por lo que valoro todavía más el resultado.

Las molestias típicas de estos periodos de bastante volumen de kilómetros, han estado presentes, pero por ahora hemos sido capaces de lidiar con ellas bastante bien (crucemos los dedos).

Con todo esto en 4 semanas me pondré en la línea de salida de los 10 km de Laredo, en busca de una gran marca. Pero antes de eso haré otra parada en el campo a través, será la próxima semana en el Hipódromo de la Zarzuela en Madrid y con mi equipo Fisiorama - El Taller de Inglés, en el cross corto. El año pasado cruce la meta en el puesto 58º y este año espero mejorarlo.